Viernes, 24 Enero 2014 09:19

Acto por el Día del Abogado

 

Del Vecchio habló de etica, colegiación e incumbencia

 

Durante el acto del Día del Abogado, el presidente del Colegio profesional rosarino, Ignacio del Vecchio, abordó en su discurso una trilogía de temas que presentó como un “compromiso”: “la colegiación, la ética y las incumbencias”. En el primer aspecto reflexionó sobre la problemática que significa “el número de colegas, sumado a una política universitaria que ha permitido la apertura de facultades de derecho sin un control estricto creyendo que para enseñar abogacía se requiere únicamente apuntes y acceso a internet para una educación a distancia”. En el segundo, reiteró el concepto de que no hay convivencia sin derecho, no hay derecho sin abogados y no hay abogacía sin ética, a la que calificó como “urgencia de la República” y vinculó el ejercicio profesional con la moral y la rectitud.

 

En el tercero, incumbencias profesionales, las distinguió de las “capacidades” y puntualmente, entre otros lineamientos, dada la sobreoferta de trabajo profesional, que hace difícil que puedan ocuparse todos los letrados que se reciben, reclamó consensos con el Estado para generar ámbitos laborales para los abogados, como podría ser la exigencia de título de abogado para ingresar a determinados cargos de la administración pública y del Poder Judicial. (En archivo adjunto se acompaña el texto completo del discurso).

 

 

 

El acto

El acto central celebratorio se realizó este mediodía en el auditorio de Oroño 1542, que desbordó de abogados, procuradores y autoridades judiciales y gubernamentales. Estuvieron presentes el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Héctor Superti, el secretario de Justicia, Roberto Vicente; el presidente de la Cámara Federal de Apelaciones, José Guillermo Toledo; los ministros de la Corte Suprema de Justicia Roberto Falistocco, Daniel Erbetta y María Angélica Gastaldi; su secretario letrado, Jorge Giandoménico; los presidentes de las Cámaras de Apelaciones de Circuito, Ricardo Netri, y Civil-Comercial, Avelino Rodil; el edil Jorge Boasso en representación del Concejo Municipal; el

vicepresidente del Colegio de Magistrados, Daniel Ariza; los diputados provinciales Raúl Lamberto (en ejercicio) y Julián Galdeano (electo); el presidente de la Caja Forense, Jorge Campana; el encargado de la Delegación Rosario de la Caja de Seguridad Social y Abogados y Procuradores, César Grau; el presidente del Colegio de Procuradores, Carlos Mastruleri; los decanos de las facultades de Derecho de la UNR, Ernesto Granados, de la UCA, Guillermo Peyrano y de la UCEL, Efraín Torres; el director de la carrera de abogacía de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la UCEL, Mario Holand; el presidente del Tribunal de Arbitraje de la Bolsa de Comercio, Gustavo Lo Celso; ex presidentes del Colegio e integrantes de su directorio y delegaciones.

 

En el transcurso del acto, el ex presidente Arturo Araujo rindió un sentido homenaje al medio centenar de abogados fallecidos durante el último período, a quienes recordó uno por uno por uno.

 

 

 

 

 

 

 

Homenajes

Dos profesionales que cumplieron sus bodas de oro en el ejercicio de la abogacía, Adolfo Alvarado Velloso y Heriberto Zacchino, recibieron medallas recordatorias y el segundo recordó con emoción sus comienzos y a su padre, que falleció tempranamente y no pudo verlo recibido. Prestaron juramento los jueces del Tribunal de Etica recientemente electos, Mónica Vítola, Carmen Borghini y Susana Hercowitz y quedó pendiente el de Julián Cochero, quien no pudo estar presente. Y se entregó el Premio al Mérito Jurídico 2011 a la abogada Dido Martínez Ledesma por su obra “Nociones de Derecho Sucesorio” y a Maximiliano Toricelli por su obra “Organización Constitucional del Poder”, ambas de 2010. El premio consiste en la entrega de diploma, medalla de plata y difusión de la obra y se otorga a profesionales que se hayan destacado en el año anterior.

 

Visto 809 veces